Saltar al contenido

¿Cómo aliviar el dolor de rodillas?

Las rodillas son una de las articulaciones más frágiles de nuestro cuerpo debido al desgaste y al peso al que suelen estar expuestas. Por ello que el dolor de rodillas sea un elemento presente en una cantidad importante de pacientes. ¿Quieres saber cómo aliviar el dolor de rodillas? En este artículo te lo enseñamos.

Parte de las funciones interesantes de nuestro cuerpo es la capacidad de advertirnos ante una posible anomalía en cierta zona, generando sensaciones anormales y reacciones poco frecuentes. Tal es el caso de los dolores, una sensación incómoda que nos indica que algo no anda bien en nuestro cuerpo.

En este artículo se instruirá al lector sobre cómo aliviar el dolor de rodillas, presentando una serie de conceptos básicos, algunos métodos y explicaciones para tratar el dolor de las rodillas que, pese a ser difícil de creer, es más frecuente de lo muchos piensan. Para ello, algunos de los temas a tratar en este artículo son:

  1. Dolor de rodillas
  2. Causas de dolor en las rodillas
  3. Métodos para tratar el dolor en las rodillas
    • Caseros
    • Clínicos
  4. Recomendaciones para aliviar/evitar el dolor de rodillas

Dolor de rodillas

masaje para rodilla

El dolor de una rodilla puede venir explicado por un sinfín de factores. En primer lugar es preciso saber que la rodilla es una articulación susceptible a una diversidad de padecimientos, lo cual es producto de su ubicación y del peso que esta articulación debe asumir durante el día. Aunado a estos dos elementos es importante hablar de la manera de flexionar la rodilla.

La manera de flexionar la rodilla, de pisar y de equilibrar el peso determinará la manera en que nuestro cuerpo ejercerá su peso sobre esta articulación. Por esta razón el dolor en la rodilla afecta a una porción importante de la población mundial, pues además de las patologías naturales, la mala forma de caminar como un patrón frecuente hace de este dolor algo frecuente.

Por fortuna el dolor de rodillas y sus causas cuentan en su mayoría con tratamientos altamente efectivos, logrando un porcentaje importante de casos exitosos.

Antes de atender un dolor de rodillas es importante tener en consideración una serie de puntos previos:

 1. ¿De qué tipo de dolor se trata?

Como bien se explicó anteriormente, es importante tener presente el comportamiento la sensación dolorosa. Quienes no saben cómo aliviar el dolor de rodillas deben, primeramente, determinar la frecuencia del dolor, en qué partes de la rodilla se ubica, su magnitud y el área de la rodilla que rodea.

2. Posibles causas

Seguido, el paciente deberá precisar cuáles habrían sido los factores que le habrían conllevado a sentir su dolor de rodillas. Una posible caída, un ejercicio mal realizado, un golpe mal evaluado etc. Hacer retrospección y examinar las posibles causas del dolor de rodillas.

3. Disminuir los agentes patógenos

Si ha sido posible precisar los agentes causantes del dolor de rodillas corresponde evitarlo en caso de tratarse de una práctica o bien del consumo de algún producto.

Causas de dolor en las rodillas

El dolor en las rodillas se ha convertido en un padecer común debido a la multiplicidad de factores que pueden conllevar a esta de dolor en dicha articulación. Para saber cómo aliviar el dolor de rodillas es importante tener en cuenta la lista de factores que pueden estar detrás de este. ¿Quiere saber por qué duelen las rodillas? Aquí algunas de las razones más probables:

Esguince de rodillas

Los esguinces pueden presentarse en 3 grados. Del primero al tercero denotan un nivel mayor de intensidad. En cualquiera de los casos esta patología implica el sobre esfuerzo de los ligamientos que permiten el movimiento y articulación de nuestras extremidades, por lo que pueden ser responsables del dolor en una rodilla.

Tendinitis en la rodilla

dolor en la rodilla

Se trata de un padecimiento que involucra el agotamiento de los tendones de la rodilla para regenerarse de manera normal. Esto puede ser causado por exceso de estrés o por el uso constante e incorrecto de las rodillas (Deportes o malos hábitos) al momento de saltar y correr.

Mal uso de calzados

Los calzados serán responsables de la manera en que la planta de nuestro pie amortigüe su caída. Por ello, una mala selección de calzados que no se ajusten a nuestro ritmo podrán provocar daños en nuestras rodillas a largo plazo. ¿No sabes cómo aliviar el dolor de rodillas? Quizás pueda tratarse de un problema de calzado.

Sobrepeso

El sobre peso es una de las causas más comunes para el dolor de rodillas. El aumento del peso corporal no es controlado por las articulaciones de la rodilla, lo cual da a dolores que podrían comprometer de manera importante la movilidad de la persona.

Artritis

La inflamación de rodilla producida por la artritis reumatoide pueden dañar progresivamente las articulaciones del paciente. Las rodillas son una de las más susceptibles en este caso, por lo que pueden presentar dolores efímeros en diferentes partes de las rodillas

Deportes

rodilla lastimada

Las disciplinas deportivas pueden afectar gravemente las rodillas del paciente si este no realiza sus acrobacias de manera adecuada y bajo la revisión de un profesional. Entre una de las causas del dolor de rodilla más frecuentes se encuentra este tipo, por lo que los deportistas pueden sentir dolor de rodillas al correr.

Golpes no tratados

Los traumatismos, sean graves o no, requieren de una revisión completa. Esto permitirá cerciorar cualquier anomalía que podría comenzar a notarse en el futuro. Las rodillas, susceptibles durante caídas, son una de las más propensas a padecer golpes.

Métodos para tratar el dolor en las rodillas

Para tratar el dolor de rodillas es importante precisar el tipo de afectación que esté causando el dolor en nuestra articulación. Por ello, un remedio para el dolor de rodillas puede variar según sea el caso.

Para tratar las lesiones de rodillas hace falta precisar es posible acceder a un abanico importante de opciones tanto caseras como clínicas, entre las cuales destacan las siguientes de la lista.

Métodos Caseros

Los tratamientos caseros pueden ser de gran ayuda para quienes nos saben cómo aliviar del dolor de rodillas gracias a su fácil aplicación, acompañada, claro, de soluciones relativamente rápidas. Entre los tratamientos para el dolor de rodillas del tipo caseros más funcionales podemos encontrar los siguientes:

Hielo

hielo

El hielo es un elemento infalible para la trata de dolores. Sobre todo para las inflamaciones, este recurso natural presente en todos los hogares puede ser de gran ayuda para neutralizar un dolor de manera previa a intervenciones más complejas. Aplicar hielo puede aliviar el dolor en una rodilla inflamada.

Pasta de Aloe Vera

El Aloe Vera es un remedio natural integral gracias a sus propiedades que, además de ser curativas, resultan de gran ayuda para tratar diferentes afectaciones. Entre los mejores remedios caseros para el dolor de rodillas destaca el Aloe Vera, el cual requiere ser elaborado en forma de pasta al mezclarse con miel y barro.

Toallas tibias

Al igual que en el caso del hielo, el calor aplicado puede calmar el dolor en los huesos de la rodilla, por lo que es un elemento muy efectivo para aliviar las lesiones de rodillas. Tanto para el frío como el calor necesario evaluar previamente cuál de las dos temperaturas es la requerida.

Estiramiento

Si no sabes cómo aliviar el dolor de rodillas puedes intentar con una serie de estiramientos para tus articulaciones. Esto mejorará la circulación de la sangre y el movimiento en la articulación de la rodilla. Puedes realizarlos tanto en las mañanas como en las noches.

Masajes

Puedes consultar a un especialista en masajes para tratar tu dolor.  Este método es muy útil sobre para el dolor de rodillas en los niños, pues los alivia y los relaja progresivamente.

Ejercicios

Existen ejercicios para fortalecer las rodillas que pueden ser de gran ayuda durante los tratamientos tanto clínicos como caseros.

Métodos Clínicos

Los tratamientos clínicos atienden situaciones más complejas, presentando, en algunos casos, la necesidad de realizar intervenciones del tipo quirúrgicas. De allí que gran parte de estos tratamientos puedan tomar algo de tiempo en lo que a su recuperación se refiere.

No obstante, se sabe que los tratamientos clínicos poseen un margen de error mucho menor. Por lo que pueden ser una opción muy conveniente a partir de las condiciones singulares de cada caso. En suma, estos son algunos de los tratamientos clínicos que se usan para tratar las lesiones de rodillas que provocan algún dolor:

Medicamentos

inyeccion

Los medicamentos para el dolor de rodillas  son los primeros recursos a considerar en el área clínica. Una de las formas para atender a quienes no saben cómo quitar el dolor de rodillas rápido es a través de los medicamentos recetados por un especialista que determine cuál es el más conveniente para el dolor de rodillas.

Sesiones de fisioterapia

Las sesiones de fisioterapia son ideales para diferentes lesiones en la rodilla. Los ejercicios para fortalecer las rodillas son una forma natural y progresiva de atender rápidamente el desgaste de rodilla que se pueda presentar en algún momento.

Cirugías

Cuando hablamos de lesiones en la rodilla complejas se hace necesario considerar las cirugías como una opción imprescindible. Cuando el líquido en la rodilla es alterado bien sea por fuga o por deterioro las cirugías resultan la única opción. También se consideran cuando el dolor de rodillas afecta los meniscos, pequeñas fibras de la rodilla.

Soluciones inyectadas

Las inyecciones son usadas para el dolor de rodillas cuando el líquido en las rodillas se ha desgastado de manera importante. Este método es uno de los remedios para el dolor de rodillas más complejos que existen, presentando resultados significativos en muchas ocasiones.

Los métodos clínicos son uno de los fundamentos más necesarios cuando no se sabe por qué duelen las rodillas a través de diagnósticos sencillos. Como se puede observar, se trata de métodos invasivos dispuestos para configurar las estructuras que conforman la articulación de la rodilla para restaurar sus condiciones normales.

Factores que se consideran para optar por métodos clínicos o caseros

Los remedios para el dolor de rodillas pueden variar a partir de cada caso. Los factores que se toman en consideración son para optar por alguna de las dos clases de métodos son:

  • La intensidad del dolor
  • La gravedad de la herida (Si se trata de una lesión)
  • Si hay o no fracturas
  • La duración del dolor
  • Su resistencia ante métodos caseros

Siempre será recomendable asistirse con un especialista, de manera tal que este pueda determinar cuál de los métodos serían los más idóneos para para el dolor de rodillas a partir de tanto las necesidades como de las preferencias del paciente. ¿No sabes cómo aliviar el dolor de rodillas? Asiste a un especialista. Este sabrá atender tu padecimiento.

Si experimentas dolor de rodillas después de correr, dolor de rodillas al caminar o dolor de rodillas al subir escaleras deberás asistirte lo más pronto posible. No pospongas el tratamiento de tus traumatismos, pues esto podría significar el acomplejamiento de estos dolores en el momento menos oportuno.

Para el dolor de rodillas y articulaciones vale la pena tener en consideración todos los elementos expuestos anteriormente. Precisando así todos los recursos que se necesitan para hacer frente a este padecimiento de la manera más conveniente posible.

Afectaciones latentes

Para abordar una afectación es importante determinar su causa. Tal es el caso de los dolores de rodilla, los cuales requieren de un pequeño bosquejo en el cual el paciente, a través de un ejercicio de retrospección, pueda llegar a la causa de su dolor de rodillas. Será entonces cuando podrá entender, a través de los factores causantes, las medidas a tomar para evitar los dolores.

El ejercicio de introspección y el diagnóstico del especialista serán los elementos claves para llegar al meollo el asunto. Para saber qué es bueno para el dolor de rodillas y al mismo tiempo saber cómo curar el dolor de rodillas es necesario hacer frente a una revisión exhaustiva de la zona afectada.

Un mal diagnóstico dará lugar a tratamientos inadecuados, lo cual, naturalmente, podría complicar mucho más el dolor de rodillas y articulaciones, de allí la importancia en la calidad y protocolo de este tipo de proceso.

Recomendaciones para evitar el dolor de rodillas

El mejor remedio contra todas las afectaciones que puedan comprometer nuestro cuerpo es la prevención. En ese sentido, es preciso contar con una serie de consejos y prácticas para evitar el dolor de rodillas a través de la vida cotidiana. Y es que quien no sabe cómo aliviar el dolor de rodillas desconoce también la manera de prevenir un dolor de rodillas.

¿No sabes cómo aliviar el dolor de rodillas? Entonces necesitas tener presente las siguientes recomendaciones para evitar el dolor de rodillas:

Usa un calzado que te sea de utilidad

calzado para caminar

Evita los calzados que dificulten tu andar. Esta, aunque en pocas veces suele ser el factor clave en un dolor de rodillas, puede igualmente convertirse en un agente comprometedor no solo para las rodillas, sino también para otras estructuras adyacentes.

Realiza actividad física

No dejes a un lado la rutina sana en aras de fortalecer sus músculos y estructuras óseas. Las rodillas y los pies requieren de actividad física, pero asegúrate de que se trate de prácticas que fortalezcan, pues muchos casos de dolores de rodillas suelen estar causados por prácticas deportivas mal ejecutadas.

Una buena dieta para tu cuerpo

Procura una alimentación sana acompañada de una buena hidratación para tu cuerpo. Mantén tu cuerpo en las mejores condiciones. Acude a un nutricionista para precisar la dieta más conveniente para el estado de salud de tu cuerpo.

Controla tu peso corporal

Hazte de una dieta que te garantice un control adecuado de tu peso corporal. El peso de tu cuerpo afectará de manera importante tus rodillas, por lo que deberás tener en cuenta todos los alimentos que precises para tus comidas. Muchas personas con sobrepeso suelen padecer de dolor en las rodillas por defecto.

Mantén una rutina sana para tus piernas

Estírate cada cierto tiempo, evita posturas incómodas, haz de tu caminata un hábito correcto y adecuado. Deja a un lado las corridas innecesarias y sube las escaleras con detenimiento. Haz de tu andar una práctica sana para tus piernas.

Acude a tu médico ante sospechas

Si sientes un dolor o un comportamiento extraño en tus articulaciones acude a tu médico lo más pronto posible. Quizás estés a tiempo de atender lo que podría pasar a ser un padecimiento molesto para tus articulaciones.

Haz seguimiento de las indicaciones de tu médico

Procura mantener el ritmo precisado por tu médico para mantener tus rodillas lejos del dolor. Mantén este patrón hasta que el médico decida que ha sido suficiente.

Haz ejercicio con cuidado

Si practicas ejercicio y sabes que algunas de tus prácticas pueden afectar tus rodillas deberás asesorarte con tu entrenador para proteger tus articulaciones ante posibles daños a largo plazo. Esto es un deber de todos los que practican algún deporte.

Procura pastillas en tu bolso

pastillas para el dolor de rodillas

Las pastillas para el dolor de rodillas pueden ser de gran ayuda en todo momento, por lo que no está de más que lleves una dosis entre tus pertenencias ante un imprevisto.

Evitar el dolor de rodillas dependerá del estilo de vida que lleves. Deja a un lado el mal caminar, la mala alimentación y procura que tus ejercicios no sean dañinos para tus articulaciones. Cuidar tus rodillas será tu responsabilidad, por lo que podrás valerte de estos consejos para evitar en la mayor medida la experiencia de un dolor de rodillas.

Recomendaciones para aliviar el dolor de rodillas

Si te encuentras ante un dolor de rodillas y requieres calmarlo lo antes posible no debes preocuparte. En esta lista te presentamos una serie de métodos que podrás utilizar para atender y eliminar en poco tiempo tu dolor de rodillas. ¿No sabes cómo aliviar el dolor de rodillas? Aquí algunos consejos prácticos:

Precisa un lugar para el reposo de tu rodilla

Ubica una cama o una silla en la cual puedas relajar tu articulación. Esto debes realizarlo antes de aplicar cualquier método para aliviar tu rodilla.  Si no sabes cómo curar el dolor de rodillas recuerda que, en primer momento, siempre deberás asegurar una postura cómoda para tu articulación.

Examina tu movilidad

Realiza pequeños movimientos y, de manera progresiva, trata de realizar un movimiento cada vez más abierto hasta que tu dolor te lo permita. Esto te permitirá saber si se trata de una afectación funcional o si se trata de un dolor propiamente dicho.

Comprueba si se trata de un dolor frío o caliente

Los dolores en las articulaciones pueden ser tanto fríos como calientes, por lo que puedes examinar tu articulación en aras de comprobar su temperatura.

compresa fría para rodilla

  • Si es frío: Notarás poca movilidad y palidez en tu articulación, así como una temperatura algo fría. Para ello deberás aplicar calor en tu rodilla, usando una toalla húmeda con agua tibia.
  • Si es caliente: Sentirás un dolor profundo, así como temperaturas altas en tu articulación. Para ello puedes aplicar frío con una compresa y algo de hielo.

Reposa tu rodilla

Luego de aplicar tu método casero procura unas horas de reposos para tu rodilla. Unas dos horas serán suficiente para normalizar tu rodilla. Antes de andar, procura un movimiento frágil y con detenimiento. Así podrás saber si el dolor persiste o si, por el contrario, ha desparecido gracias a tus aplicaciones.

Procura un paso sutil por el resto del día

Luego de atender tu dolor de rodillas de manera exitosa procura una jornada suave para tu andar. No hagas esfuerzos innecesarios y evita sostener pesos para evitar que tu rodilla pueda complicarse nuevamente. Recuerda, acabas de salir de un dolor de rodillas.

Si no sabes cómo quitar el dolor de rodillas pásate por algunos de los consejos que se muestran en todo el artículo. Seguido, procura un diagnóstico exhaustivo y procede con el método más pertinente para así eliminar la sensación de dolor de tu rodilla. Haz de tu vida un repleto de buenos hábitos y deja a un lado las malas prácticas.